Nos sacan mucha ventaja: las sorprendentes costumbres sexuales del Antiguo Egipto

Conocer mujeres egipcias quiromasaje

Por Héctor G. No solo por sus relaciones de igualdad con poderosos iconos como Julio César o Marco Antonio, sino también por atribuírsele el primer vibrador al parecer, un rollo de papiro con abejas dentro o sus supuestas habilidades feladoras. Algo semejante ocurre con el grafiti que supuestamente representa a Hatshepsut y Senenmut en una posición que no deja lugar a la imaginación. El papiro dos rombos Si hablamos de sexo en el Antiguo Egipto, es obligado referirse al Papiro Erótico de Turín a. Los altos dignatarios de la corte y los grandes sacerdotes retozan con prostitutas profesionales, exhibiendo sus penes de tamaño desproporcionado Hay un poco de cada cosa y para todos los gustos y paladares : sexo vaginal, anal, masturbación, autofelación y diversas posturas en las que hombres bajitos y gordos con grandes miembros viriles se satisfacen con lo que se ha interpretado que eran prostitutas. Probablemente, el dueño de la obra era aristócrata, por el buen acabado de la misma. Sin embargo, el egiptólogo francés Pascal Vernus matizaba que, como ocurre a menudo con las obras de contenido sexual de la aristocracia, su objetivo no era excitar sexualmente al espectador sino divertirlo con transgresiones caricaturescas del comportamiento sexual de las élites. Hatshepsut, Senenmut y otras chicas del montón. Curiosamente, hay quien mantiene que era una forma de esquivar la censura por presentar a dos humanos haciendo el amor.

El papiro dos rombos

La orden, tan fogosa como amenazante, aparece junto a su correspondiente viñeta en un papiro de los tiempos faraónicos que los egiptólogos decimonónicos y mojigatos arrumbaron en un cajón. El aguado como papiro erótico de Turín -se guarda en el museo egipcio de esa ciudad italiana- es descaradamente curious. Su castigado puzle data del reinado de Ramsés II a. Los machos, calvos y rollizos, son sementales que retozan con mujeres estilizadas que se retuercen, inclinan y flotan dóciles y flexibles. Algunas posturas son conocidas, ya no demasiadas, pero no en levante soporte sino en lascas de piedra caliza o como figurines. Su aforo de alto voltaje ha perturbado a algunos intelectuales -«es una imagen de monstruosa obscenidad», declaró Jean François Champollion, el orientalista francés que descifró los jeroglíficos a partir de la piedra Rosetta- y ha exasperado a quienes han tratado de buscarle un arrepentido. El divulgador francés Thierry Do Espirito acaba de publicar Pharao-nique! La compete sexuelle au temps des pharaons: Histoire et révélations, una obra que bucea en la libido de los soberanos egipcios.

Imagen Diagnóstica

Por un lado, en los textos sagrados las relaciones sexuales aparecen descritas abiertamente con verbos explícitos, mientras que en los textos literarios profanos siempre aparecen de forma metafórica o eufemística, intentando esconder el acto. Museo Egipcio, Turín. Prueba de ello es que el acto sexual tiene una importancia manifiesta en la creación del cosmos. Es una divinidad andrógina capaz de alumbrar por él mismo, y a partir del cual se crea la diferenciación sexual: «Atum es quien surgió como masturbador en Heliópolis.

Nuevos libros y la gran especialista en la vida sexual de los faraones desvelan su secreto

En Egipto el reconocimiento de la beatitud del alma tenía un papel predominante. Figura 1. Hombre Dorado. Restos de pan de oro cubriendo el cuerpo momificado. También se extrae el magín a través de las fosas nasales, del foramen occipital o de alguna de las órbitas. Después, se magma el cuerpo y se deja durante 40 días en sales de natrón para deshidratarlo y evitar que las bacterias se acantonen y provoquen la putrefacción.

735 736 737 738 739 740 741 742 743
Back To Top
×Close search
Search