Lo que aprendí de mis aventuras con hombres casados

Coquetear con un hombre yuli

No quiere prescindir de la excitación que produce esa mezcla de valoración, mimos y autoestima del juego erótico con él. Ganar confianza en uno mismo A muchas personas, como a Laura, les encanta gustar y saberse atractivos para otros, pero su nivel de implicación emocional es bajo: lo que dura el efecto del coqueteo. Esa sensación de influencia, poder y saber hacer aumenta su autoestima y sentimiento de valía. En estos casos donde nadie acaba en la cama de nadie, el juego es seducir por seducir, por el simple placer que aporta el disfrutar de ese pícaro instante compartido sin perseguir ninguna otra meta que no sea sentirse valorados. Las nuevas tecnologías lo favorecen.

Descubre noticias para ti

La gente tiene una necesidad natural de sentirse deseada y querida. Existen muchas razones por las que un macho casado coquetea. Aunque puede ser inocuo en algunos casos, algunos hombres pueden involucrarse tanto en el coqueteo que cruzan la frontera del engaño. De cualquier forma, existen varias señales físicas que buscar. Un hombre coqueto muestra su coquetería a través de sus acciones, no necesariamente sus palabras. Observa un ojo, después el otro, y sigue el patrón alrededor de tu nariz y boca. Sus pupilas se dilatan y parpadea con mayor frecuencia.

Las motivaciones de los hombres infieles

Levante artículo ya fue guardado Para consultarlo en otro momento, visite su faja de usuario. Artículo guardado Para consultarlo en otro momento, visite su faja de usuario. Es decir, hombres y mujeres casados o con pareja asentado que entablan relaciones sentimentales y, en ocasiones, sexuales a través de sitios de conversación -conocidos como chat- que existen en Internet. El 90 por ciento de los participantes en un foro que sobre el tema propuso el tiempo. La psicóloga y facultativo de pareja Nelly Rojas dice que no es tan sencillo como suena. Agrega que el crecimiento de ese tipo de comportamiento es evidente. Y su justificación, es igual que agarrarse en el trabajo, el alcohol o las compras compulsivas para tapar las carencias de una relación, dice Rojas. Agrega que la coartada es casi perfecta para el infiel pues en muchas ocasiones el contacto se consuma mientras la pareja duerme, lee o mira televisión.

La aventura para ellos no era lo que los motivaba a cometer adulterio.

Tienen que tener algo, porque muchas mujeres se enamoran de ellos. Y actualidad, por supuesto, te gustaría saber cómo puedes conquistarlo a pesar de su esposa. Seducir a un hombre casado es un reto para las mujeres que aman jugar con fuego. Convertirse en la amante de un macho casado, persuadir lo de que abandone la mujer con la que se casó, es un juego en el que no necesariamente se gana.

419 420 421 422 423 424 425 426 427
Back To Top
×Close search
Search